Juana Inés: 'bajo la perfección del arte'

Linda Egan

Resumen


Un día en el otoño de 1673, la madre de Sor Juana Inés de la Cruz se sentó en su celda en el convento de San Jerónimo para escribirle una carta a don fray Payo Enríquez de Ribera, arzobispo de México. Quería pedirle al prelado que viniera para darle el sacramento de la confirmación, y en ese momento se sentía bien, de buen humor y animada por el cariño que le tenía a fray Payo. Naturalmente, la carta salió rimada y medida como poema. Decimos "naturalmente" porque lo mismo dijo sor Juana, quien en la famosa carta que escribió casi dos décadas después al obispo de Puebla, cuando ya no se sentía bien, declaró que "la tan persseguida habilidad de hacer versos" es en ella "tan natural, que aun me violento para que esta carta no lo sean".

Palabras clave


sor Juana Inés de la Cruz

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.19130/iifl.litmex.2.2.1991.111

Métricas del artículo

##plugins.generic.alm.loading##

Metrics powered by PLOS ALM

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.