Adriana Sandoval. <em>Literatura e historia. Comentarios a algunas narraciones mexicanas del siglo XIX, de tema histórico</em>. México: Universidad Nacional Autónoma de México / Instituto de Investigaciones Filológicas, 2018.
Historial:
  • » Publición impresa: Jul-Dec 2019

Es mucha la tinta que se ha invertido en teorizar, ensayar, investigar o simplemente ensanchar las opiniones sobre las relaciones entre la literatura y la historia, disciplinas vistas con distancia entre sí -en su fin último- por unos, y complementarias por otros; sin embargo, los trabajos a este respecto han sido incesantes, así lo demuestra Literatura e historia, de Adriana Sandoval. Si bien no se trata de una obra que pretenda esclarecer la citada dicotomía, la revisión de los 16 textos narrativos, más una obra de teatro, pone sobre la mesa la posibilidad de indagar algunos hechos históricos en tramas literarias, así como dar fe de que no todo pasaje literario carece de fuentes constatables.

El trabajo de la Dra. Sandoval comprende un e-book y un libro físico. El primero, titulado Algunas narraciones mexicanas del siglo XIX, cuya edición estuvo a cargo de Maribel Madero Kondrat y contó con la colaboración de José de Jesús Arenas Ruiz en la compilación y transcripción, puede consultarse en el apartado digitales de la página del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM. Dicho e-book contiene, en ediciones con ortografía actualizada, los textos originales y completos de las obras abordadas en Literatura e historia. Comentarios a algunas narraciones mexicanas del siglo XIX, de tema histórico, el libro impreso.

Al principio de la obra se nos dice que “el lector ideal sería alguien interesado en la literatura mexicana de ese siglo, o en la historia de la misma centuria” (7), lo cual resulta claro dados los temas a tratar; empero, algo tendrá que saber sobre las letras de la época el curioso lector, ya que no todos los ensayos y comentarios contenidos en Literatura e historia son para quien apenas se inicia en el siglo XIX. La necesidad de acudir al e-book para enterarse de las obras desconocidas es inevitable si se quieren apreciar cabalmente algunos de los textos de Sandoval, volviendo la lectura de ambos libros un sui géneris acto de vaivén. Este aspecto puede representar una complicación para el lector, por tener que alternar entre dos soportes distintos. Quien se adentre en las páginas del libro impreso se topará con opiniones sobre obras que no ha leído. Para aminorar tal desconocimiento, la autora recapitula las distintas narraciones; aún así, quedarse únicamente con tal esfuerzo significa formarse una visión parcial de los temas tratados.

El corpus presentado fue tomado de diversos diarios, revistas y una antología publicadas en un periodo de 69 años, de 1832 a 1901; a saber: El Año Nuevo de 1837. Presente Amistoso, así como el correspondiente a 1838; El Museo Mexicano; El Registro Yucateco; Revista Científica y Literaria de México; La Semana de las Señoritas Mexicanas; El Álbum Yucateco; El Repertorio Pintoresco; El Correo de las Señoras; El Aguinaldo Literario. La Revista de Mérida; El Tiempo. Diario Católico y Novelas cortas de varios autores. La agrupación de las obras se realizó de acuerdo con el momento histórico o suceso referido en las mismas, así “Netzula”, de José María Lacunza, “La batalla de Otumba”, de Eulalio María Ortega, y “Tul y Chac”, de Yanuario Manzanillo, se ambientan en el periodo de la Conquista; “El criollo”, de José Ramón Pacheco, “El visitador”, “Agravio y venganza”, de Vicente Calero Quintana, “María, la hija del sublevado”, de Adolfo Ecarrea de Bollra, “El marqués de Santo Floro”, de Miguel Rivero Trava, y la “Venganza de una injuria”, de Manuel Sánchez Mármol, durante la Colonia; “Una catástrofe en 1810”, de Domingo Revilla, “Don Juan de Escobar”, “El crucifijo de plata” y “Un rasgo en la vida de Trujillo” en la Independencia; “Jugar con dos barajas”, de Eufemio Romero, y “El mártir de la Angostura”, de M. Trejo, en la invasión estadounidense de 1847; finalmente, “Una pasión”, del ya mencionado Domingo Revilla, refiere un levantamiento contra Anastasio Bustamante, en julio de 1840.

Dos son los nodos que justifican la selección de la Dra. Sandoval, por una parte, el desarrollo de historias cuya trama gira en torno a un suceso histórico claramente identificable; por otra, la presencia de tópicos del romanticismo, tales como el amor interrumpido, la gloria póstuma y la exaltación del nacionalismo y las pasiones, entre otros. En este sentido, resulta interesante conocer la manera en que las plumas de la época retoman el pasado prehispánico y la figura indígena como rasgo de identidad en la formación del México independiente. Otros sucesos como las pugnas entre españoles, criollos y naturales; levantamientos como el de Jacinto Canek o la Guerra de Castas, ponen en relieve el interés por indagar y relatar -más allá de la creación literaria- la historia mexicana, dando por resultado obras de gran amplitud como México a través de los siglos, cinco tomos, coordinados por Vicente Riva Palacio.

Para cada uno de los textos abordados, la autora nos da noticia sobre el autor -o las atribuciones que otros han hecho- y el contexto en el que tuvo lugar la escritura; también indica las fuentes consultadas para la transcripción, recapitula la trama e intercala fuentes históricas que coinciden con el asunto principal; brinda, además, una serie de consideraciones finales, extensas o breves, según el caso.

Como ejemplo de lo anterior, son destacables los apuntes sobre los tres cuentos de indios mayas -“La venganza de una injuria”, “María, la hija del sublevado” y “Tul y Chac”-, en los que se deja ver un carácter didáctico y melodramático, así como la idealización de los protagonistas, cuyo contexto histórico es revisado a la luz de obras como la Enciclopedia Yucatanense y Los indios de Yucatán, de Justo Sierra O’Reilly. Por su parte, la figura ‘autoritaria y tirana’ del visitador Antonio Muñoz es aprovechada como motivo de unión en pro de la Independencia mexicana en la obra teatral de Ignacio Rodriguez Galván, “Muñoz, el visitador”, en dos capítulos de El libro rojo, escritos por Manuel Payno, y en el cuento “El visitador”, de autoría desconocida. Es este apartado el que más notas ofrece, mismas que permiten inteligir el posible apego a la veracidad de aquellos años del siglo XVI.

Tal vez la intención innovadora de ofrecer un libro impreso que remite a otro complementario, mediante un vínculo en Internet, puede generar en el lector una sensación de incompletud, si pensamos en la practicidad que brinda un volumen de obras anotadas. Ya el subtítulo Comentarios a algunas narraciones mexicanas del siglo XIX nos remite al título del e-book, ponderándolo como principal. A pesar de ello, la cualidad del trabajo de la Dra. Sandoval se sustenta en atreverse a explorar las difíciles relaciones entre dos ámbitos que si bien pueden nutrirse de los mismos elementos, no se construyen de la misma forma. Dar a conocer pasajes de las letras nacionales que permanecían en suspenso siempre será una tarea bienvenida; ahondar en ellos, pensarlos y estudiarlos es ya un modo de rescatar una parte de la historia patria.

Licencia:

Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons

ver los permisos de esta licencia

Métricas del artículo

##plugins.generic.alm.loading##

Metrics powered by PLOS ALM

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.